YOGA PARA LA GASTRITIS

22-mar-2021

El yoga es una práctica antigua que produce una sensación de equilibrio y ayuda a fortalecer y tonificar los músculos, mientras que al mismo tiempo alivia la tensión y el estrés. Sin embargo, la práctica regular de yoga no solo fortalece al cuerpo sino también al sistema digestivo, lo que asegura el funcionamiento adecuado de todos los órganos. 

En Guía tu Salud te contamos qué asanas te ayudarán a aliviar este padecimiento, porque el yoga alivia los síntomas del estrés y ciertas posturas son especialmente útiles para el reflujo ácido. 

Estas posturas suaves trabajan en los músculos del abdomen para aumentar el flujo sanguíneo y ayudar en la digestión

Supta Bhadakonasana

Ayuda a abrir y relajar la zona del diafragma. A través de la respiración estimula los órganos abdominales como la vejiga, los riñones, los ovarios y las glándulas de la próstata. Alivia los síntomas de estrés y depresión leve, ansiedad, ataques de pánico, síndrome premenstrual y la menopausia.

Tadasana

Esta postura fortalece suavemente tu musculatura profunda abdominal y pélvica además de relajar el diafragma y la tensión del cuerpo.

Virabhadrasana II

Es una poderosa pose de yoga para el alivio del reflujo ácido. Fortalece el sistema digestivo y alivia la acidez. También asegura el funcionamiento adecuado de todos los órganos y cura otros problemas relacionados con el estómago.

Uttita Trikonasana

Esta asana se realiza en combinación con Bitilasana (pose de la vaca). Trabajan en el núcleo y también benefician a la columna vertebral y el abdomen. Practicarla mejora la circulación sanguínea y masajea los órganos digestivos si se coordina con la inhalación y exhalación. Esto te dará un alivio instantáneo de la acidez.

Ardha Matsyendrasana

Elimina las toxinas y aumenta la circulación sanguínea. Esto, a su vez, oxigena el sistema digestivo y reduce la acidez. En general, todas las posturas de torsión correctamente realizadas inciden directamente en el sistema digestivo ayudando a estimular y desintoxicar nuestros órganos.
 

El yoga es una práctica antigua que produce una sensación de equilibrio y ayuda a fortalecer y tonificar los músculos, mientras que al mismo tiempo alivia la tensión y el estrés. Algunas posturas de yoga hacen un trabajo fabuloso de masajear suavemente los órganos abdominales para estimular el sistema digestivo y también mejorar el flujo sanguíneo. Practicar regularmente estas posturas de yoga fortalece el sistema digestivo y la circulación sanguínea mejorada aumenta el suministro de oxígeno y una mejor absorción de nutrientes. El yoga, junto con una dieta saludable y modificaciones en el estilo de vida, es eficaz para mantener el reflujo gástrico a raya.

FUENTE: YOGADANZA
 

 

TIPS
Visita Apotex MX