¿POR QUÉ USAR MEDIAS DE COMPRESIÓN SI TIENES VARICES?

01-dic-2020

Las varices y las arañas vasculares afectan sobre todo a las piernas, aunque pueden aparecer en otras zonas del cuerpo. Su aparición se debe a un problema vascular que tiene consecuencias negativas en la salud de las piernas, como dolor y trastornos de la movilidad.

En Guía tu Salud te contamos sobre las medias de compresión que combinadas con un tratamiento médico adecuado te ayudarán a evitar que aparezcan más varices.

Este tipo de medias están especialmente diseñadas para ejercer una compresión gradual decreciente en las piernas, que es más intensa en la zona del tobillo. Asimismo, comprimen las venas, por lo que evitan que sigan dilatándose.

  • Las medias de compresión para varices pueden usarse tanto para tratar trastornos venosos como para prevenir su aparición o agravamiento. Ayudan a que la sangre circule hacia arriba por la pierna.
  • Esto tiene diversos efectos positivos, los cuales son:
  • Prevenir la hinchazón de las piernas en personas con problemas circulatorios.
  • Detienen la aparición de las varices, sobre todo si pasas muchas horas sentado o de pie.
  • Favorecen la adecuada oxigenación y ayudan a recuperar los músculos. Son un excelente soporte muscular para reducir el riesgo de lesiones si eres deportista.
  • Proporcionan comodidad. Si eres de esas personas que notan continuamente sus piernas pesadas e hinchadas, al usarlas notarás una sensación de alivio y confort instantáneos.

¿Cómo se usan las medias de compresión?

  • La primera vez que te pongas unas medias de compresión, notarás que su colocación no tiene nada que ver con las normales. Ten en cuenta los siguientes trucos para facilitarte el proceso:
  • Da la vuelta a la media de manera que quede hacia dentro.
  • Pon el pie hasta la zona del tobillo.
  • A partir de aquí, no tires hacia arriba como una media normal. Desenróscala con cuidado para repartir la tela uniformemente por toda la pierna.
  • Si usas guantes de goma, reducirás el riesgo de rasgarlas.
  • Si no te acostumbras a ponértelas, en las ortopedias encontrarás unos pequeños aparatos que te facilitarán el proceso.

¿Cómo elegirlas?

Si empiezas a usar medias de compresión de farmacia, debes tener en cuenta que se comercializan en diversos niveles de compresión y que, además, ahora se pueden encontrar a la venta calcetines y pantys del mismo tipo. De esta manera, podrás elegir el modelo que se adapte mejor a tus necesidades, según el punto donde se localicen los síntomas y la manera de vestir de cada paciente.

Las medias de compresión ligera y normal son adecuadas para la prevención de varices, personas con dolor y cansancio severo en las piernas, embarazadas o para quien se está muchas horas de pie o hacen viajes largos.

¿Y cómo funcionan?

Las medias de compresión aprietan suavemente las piernas de tal forma que promueven el flujo sanguíneo de las piernas hacia el corazón. Las medias de compresión que llegan al muslo o a la cintura ayudan a reducir la acumulación de sangre en las piernas y permiten evitar mareos o caídas al ponerse de pie. Mientras que las que llegan a la rodilla ayudan a restringir la hinchazón por acumulación de líquidos en la parte inferior de las piernas y sirven también para prevenir úlceras venosas o el desarrollo de coágulos sanguíneos en las piernas, especialmente cuando se usan después de una cirugía o de haber estado inactivo durante un tiempo.

Recuerda que las medias de compresión que aprietan poco se venden sin receta médica; en cambio, las que aprietan fuerte necesitan tener la prescripción de un proveedor de atención médica y, según la afección a tratarse, ciertas especificaciones como la fuerza de la compresión y la longitud de la media.

FUENTE: PROMOFARMA/MEDLINE PLUS


VÁRICES
Visita Apotex MX