EFECTOS DEL TABAQUISMO EN LA PRESIÓN

01-jul-2021

Aunque el tabaquismo es un factor de riesgo demostrado de ataque al corazón y derrame cerebral, su conexión con la hipertensión arterial  aún está por determinarse. Sin embargo, tanto el tabaquismo como el tabaquismo de segunda mano aumentan el riesgo de acumulación de sustancias grasas en las arterias (aterosclerosis), un proceso que se sabe que acelera la hipertensión arterial, es decir, cada vez que se fuma, se provoca un aumento temporal de la presión arterial.

En Guía tu Salud te explicamos los efectos del tabaquismo en la presión arterial.

La mayoría de las personas saben que fumar cigarrillos y productos que contienen tabaco aumenta el riesgo de sufrir cáncer de pulmón y problemas respiratorios, pero pocas son conscientes de que también crece el peligro de padecer afecciones del corazón, accidentes cerebrovasculares, enfermedades de las arterias, aneurismas entre otras.

Según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo en España, la posibilidad de una dolencia del corazón es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados al día y al número de años en los que se mantiene este hábito nocivo.

Los investigadores han demostrado que el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, contrae las arterias principales y puede ocasionar alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón. Todo esto hace que el corazón se esfuerce más. Fumar también incrementa la presión arterial, que a su vez aumenta el peligro de accidentes cerebrovasculares en personas que ya tienen presión arterial alta.  Hay dos factores por los que el tabaco produce una isquemia coronaria y provocan infarto de miocardio (obstrucción total de paso de sangre por las arterias) y/o angina de pecho (disminución importante de paso de sangre por las arterias.

La Nicotina desencadena la liberación de adrenalina y noradrenalina que ocasionan daño a la pared interna de las arterias, sube el tono coronario con espasmo, produce alteración de la coagulación, incrementa los niveles de colesterol malo y reduce los de del colesterol bueno. 

Monóxido de carbono
Disminuye el aporte de oxígeno al miocardio, aumenta el colesterol y la agregabilidad plaquetaria, es decir, su capacidad de unirse y formar coágulos.

Ningún grado de tabaquismo es inofensivo. Incluso las personas que fuman poco o que solo lo hacen de vez en cuando sufren lesiones de corazón y los vasos sanguíneos.

FUENTE: MEDLINEPLUC


MES DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL
Visita Apotex MX
Frasco