LA HIPERTENSIÓN Y EL PESO

06-ago-2020

La hipertensión es un problema de salud común que afecta a millones por todo el mundo. Pero algo tan simple como el control de peso se considera como uno de los pilares principales del tratamiento no farmacológico de este padecimiento.

Es por eso que los expertos recomiendan que todos los pacientes con hipertensión y sobrepeso inicien un programa de reducción de peso de forma controlada e individualizada. En Guía tu Salud te contamos sobre algunos detalles importantes al respecto.

Antes que nada, se debe consultar con un experto para que indique los pasos a seguir. También, si es posible un nutriólogo para que juntos, los especialistas y el paciente, puedan establecer pautas generadoras de cambios en los hábitos diarios.

¿Qué son el sobrepeso y la obesidad y cómo afectan a la presión arterial?

El sobrepeso ocurre cuando el índice de masa corporal es igual o mayor a 25 kg/m2. Por su parte, la obesidad se da cuando el índice de masa corporal es igual o superior a 30 kg/m2. Tanto la obesidad como el sobrepeso se consideran los factores ambientales desencadenantes más importantes de todos los implicados en la aparición de la hipertensión.

 

El exceso de grasa corporal contribuye a elevar la presión arterial desde la infancia. Se ha comprobado que por cada 10 kilos de peso ganados se produce un incremento de la tensión arterial de unos 2-3 mm Hg.

El riesgo cardiovascular depende también de donde se localice la grasa, siendo la ubicada a nivel abdominal la más peligrosa para la composición corporal. Además de causar hipertensión arterial, el sobrepeso y la obesidad, también predisponen a otras patologías como la diabetes y la hipercolesterolemia. Todo esto aumenta aún más el riesgo cardiovascular.

Importancia de la dieta para reducir la hipertensión arterial

La reducción ponderal como medida para un mejor control no farmacológico de la tensión arterial se basará en la dieta y la actividad física. La dieta debe ser baja en sal, evitar o reducir el consumo de alcohol.

Los alimentos que se deben comer más son los usados en la dieta mediterránea como lo son: frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, lácteos desnatados, carne blanca, pescado azul, aceite de oliva y frutos secos.

 

¿Qué relación hay entre la actividad física y la presión arterial?

Es recomendable realizar una actividad física moderada adecuada a la edad de cada quien durante 20 minutos de 3 a 5 veces por semana. Durante esta actividad se debe llegar a la frecuencia cardiaca máxima para que sea verdaderamente efectiva.

La frecuencia cardiaca máxima (FCM) se obtiene de restar la edad del sujeto a 220. De ese número se debe tener una frecuencia cardiaca de entre 60% y 90% durante la actividad física. Por ejemplo, si la persona tiene 45 años la FCM es de 175. De esto se debe calcular el 60% (105) y el 90% (157.5). Ese es el rango en el que la frecuencia cardiaca se debe encontrar al realizar el ejercicio.

Además de estas modificaciones de hábitos que han demostrado que mejoran las cifras de tensión arterial, se debe acompañar el padecimiento de un tratamiento farmacológico.

De las múltiples opciones que existen será el médico el que elija la más adecuada para cada paciente y se regularmente se comenzará con un solo fármaco. Con el paso de los controles de tensión arterial, se añadirán más medicamentos.

Apotex cuenta con alternativas para temas de hipertensión.

Las personas mayores de 40 años se deben hacer un control cada dos años. Si tienen cefaleas o mareos sin motivo, deben acudir a su médico.

El hipertenso debe tener en cuenta que el exceso de peso es una de las causas del aumento de la presión arterial. Cumplir con el plan nutricional y el tratamiento indicado por los expertos consultados le evitará complicaciones.

 


CONTROL DE PESO HIPERTENSIÓN ARTERIAL
Visita Apotex MX