GASTRITIS: QUÉ SON LAS GRASAS SATURADAS Y CÓMO AFECTAN AL ORGANISMO

09-sep-2020

Una de las causas principales de la acidez estomacal es la alimentación que llevamos y los alimentos que solemos consumir. Los expertos en salud advierten que las grasas saturadas presentes en alimentos como la panadería industrial o la comida rápida, acrecientan los malestares provocados por la gastritis .

En Guía tu Salud te contamos qué son las grasas saturadas, cómo afectan a tu salud estomacal y cómo contribuyen a la gastritis.

¿Qué son las grasas saturadas?

Las grasas están compuestas por moléculas de triglicéridos, a su vez formados por ácidos grasos que se clasifican en función de la presencia de dobles enlaces en su molécula.

En este sentido, existen esencialmente tres tipos de grasas: las saturadas, las insaturadas y las grasas trans.

Las grasas saturadas son las que no presentan dobles enlaces y se encuentran en los alimentos de origen animal como las carnes, embutidos o la leche y sus derivados. También están presentes en algunos vegetales, como el aceite de palma y el de coco.

Estas grasas son frecuentemente sólidas a temperatura ambiente. Alimentos como la mantequilla, el queso y las carnes rojas tienen grandes cantidades de grasas saturadas.

Consumir demasiadas grasas saturadas en tu dieta puede derivar en  enfermedades cardíacas y otros padecimientos de salud como la gastritis.

La Organización Mundial de la Salud menciona en un estudio que la gastritis puede verse incrementada por el consumo de alimentos con alto contenido en grasa que generan la inflamación estomacal y agudizan los síntomas de este padecimiento.

Por esto, entre las medidas que debe tener en cuenta cualquier paciente de gastritis, en especial aquellos en los que la enfermedad es persistente, es la reducción de los niveles de grasa en las comidas.

Tolerancia alimenticia

En términos generales se recomienda no consumir alimentos grasos para evitar que se intensifiquen los síntomas de la gastritis. Pero es importante recalcar que los alimentos grasos no causan este padecimiento en si, sino que lo agudizan.

Los alimentos fritos son los primeros que deben sacarse de la lista, al igual que los alimentos industrializados y que fueron fabricados a partir de la presencia de grasas saturadas y grasas trans.

La Organización Mundial de la Salud apunta en su guía sobre “Alimentación sana” que las grasas tipo trans no pertenecen a lo que se puede considerar ‘alimentación sana’. Deberían eliminarse de la dieta, pero si se consumen, no deberían superar más del 1% de la ingesta calórica diaria.

La Academia Americana de Médicos de Familia advierte que las grasas trans de productos industrializados deben ser evitadas porque aumentan el colesterol ‘malo’, disminuyen el ‘bueno’, y además incrementan las enfermedades cardiovasculares.

¿Qué alimentos tienen grasas saturadas?

Las grasas saturadas se encuentran en todos los alimentos de origen animal y en algunos de origen vegetal.

Los siguientes alimentos tienen un alto contenido de grasas saturadas, así como pocos nutrientes y calorías adicionales a causa del azúcar:

•          Productos de panadería (pasteles, rosquillas, pan danés)
•          Alimentos fritos (pollo frito, mariscos fritos, papas fritas o a la francesa)
•          Carnes grasosas o procesadas (tocino, salchicha, pollo con piel, hamburguesas con queso, bistec)
•          Productos lácteos enteros (mantequilla, helado, pudín, queso, leche entera)
•          Las grasas sólidas como el aceite de coco, aceite de palma o aceite de palmiste (se encuentran en alimentos empaquetados).
 

El hecho de que estos alimentos contengan grasas saturadas no implica que se deba evitar su consumo y eliminar de la dieta. La cantidad de grasas saturadas que contengan los productos es determinante a la hora de diferenciar si se trata de un alimento saludable o no, ya que mientras la leche entera contiene alrededor de un 60 por ciento de grasas saturadas, el porcentaje en la carne de pollo, el pescado o la yema de huevo está en torno al 30 por ciento.

Además, muchos productos disponen de alternativas bajas en grasas saturadas, como en el caso de la leche desnatada o las margarinas bajas en grasas. Los alimentos que contienen este tipo de grasas no deben ser suprimidos de la dieta, sino que hay que procurar incluirlos con moderación dentro de una alimentación equilibrada, como en la dieta mediterránea.

¿Qué alimentos pueden ayudar a producir cambios en el estado de la gastritis?

Puedes reducir la cantidad de grasas saturadas que comes sustituyendo los alimentos poco saludables por alimentos más saludables. Reemplaza los alimentos con contenido alto de grasas saturadas por alimentos que tengan grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas.

•          Puedes sustituir las carnes rojas por pollo sin piel o pescado algunos días a la semana.
•          Utiliza aceite de canola o aceite de oliva en lugar de mantequilla y otras grasas sólidas.
•          Reemplaza productos lácteos enteros por leche, yogur o queso desnatados o con un contenido bajo de grasa.
•          Come más frutas, verduras, granos integrales y otros alimentos con contenidos bajos de grasas saturadas o sin grasas saturadas del todo.
 

Consejos para reducir el consumo de grasas saturadas

A la hora de cocinar y elegir productos para el consumo, es recomendable seguir una serie de consejos para evitar una ingesta excesiva de grasas saturadas e incorporarlas a una dieta equilibrada que apueste por las grasas insaturadas.

Entre estas recomendaciones se pueden incluir:

•          Consumir aceites vegetales: Como aceite de oliva y de girasol, ricos en grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, excepto el aceite de coco o el de palma.
•          Consumir pescados: La mayoría de los pescados son más bajos en grasas saturadas que la carne. Además, muchos contienen ácidos grasos omega 3, que ayudan a reducir el colesterol.
•          Elegir carnes magras. Es preferible consumir carne de pollo, pavo, otras aves (mejor sin piel) y de cerdo (eliminando la grasa visible), que otras carnes más grasientas.
•          Evitar las frituras: A la hora de cocinar, es más recomendable cocinar los alimentos al horno, cocidos, asados y a la plancha, que fritos.

Bajar el consumo de alimentos que tienen un contenido alto de grasas no sólo puede ayudar a mantener controlados los síntomas de las gastritis, sino que también ayudan a mantener el peso bajo control y a tener un corazón saludable.

 


GASTRITIS TIPS
Visita Apotex MX