EL CUIDADO DE LOS PIES Y LA DIABETES

01-mayo-2021

Las infecciones por hongos son muy frecuentes y de mayor severidad en los diabéticos, estos aparecen con frecuencia en los pies afectando la planta, los espacios entre los dedos y las uñas. Son varios  los tipos de hongos que pueden invadir la piel de los pies y romperla, esto facilita que las infecciones aparezcan.

En Guía tu Salud te decimos cómo cuidar tus pies si padeces diabetes.

¿Cuál es la relación entre los hongos en los pies y la diabetes?

De acuerdo a la OMS (Organización Mundial de la Salud) la diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

La Onicomicosis u hongos en las uñas es una condición se presenta con mayor frecuencia en los pacientes con diabetes debido a que tienen un sistema inmunológico más débil, lo que los hace propensos a tener esta afección.

Sin embargo, hay que tener especial cuidado pues la falta de control de esta condición puede generar mal olor, comezón, dolor al caminar, o en el peor de los casos, los dedos de los pies o el pie pueden verse comprometidos.

Por lo tanto, si tienes alguna de estas sintomatologías, o si tienes algún familiar cercano con esta enfermedad, es tomar las acciones necesarias para evitar complicaciones.

¿Cómo controlar los hongos en los pies?

En el caso de los diabéticos, puede que sea más complicado controlar esta afección, pero indudablemente sí hay formas de lograrlo.

Esta afección se puede controlar utilizando una solución con propiedades antimicrobianas y queratolíticas que protegen la piel de los pies.

Por otro lado, es necesario acudir al podólogo para que te evalúe mediante un examen microbiológico e identifique el tipo de hongo.

Lo importante es que en lugar de buscar remedios caseros y otras opciones por internet, visites directamente a un especialista para que te haga el seguimiento correspondiente y te mande el tratamiento adecuado.

¿Cómo debo cuidar mis pies?

Inicialmente, es recomendable usar un kit propio de cuidado, evita compartirlo con otras personas porque podrían contagiarse.

Lava diariamente tus pies, esto evitará que se formen hongos o bacterias no deseables que pueden ocasionar una infección. Lávalos con jabón neutro y evita el uso de zacates que dañen la piel.

Seca tus pies. Los hongos y las bacterias crecen más rápido en la humedad y oscuridad. Después de bañarte, seca tus pies con una toalla diferente a la que utilizas para todo tu cuerpo; de esta manera, evitarás contaminar otras zonas de tu piel si ya tienes algún hongo.

Utiliza zapatos que no estén apretados o que sean de un material sintético, usa calcetas 100 % de algodón y no camines descalzo.

Revisa tus pies diariamente. Ya sea con un espejo o la ayuda de otra persona, evalúa tus pies diariamente; busca la aparición de alguna ampolla, espina enterrada o herida. Recuerda que, en diabetes descontrolada, la sensibilidad disminuye, esto quiere decir que, aunque no lo sientas, puedes tener alguna herida en la piel y la única manera de saberlo, es revisando tus pies diariamente.

Humecta tu piel. Una piel deshidratada puede agrietarse y ocasionar heridas que tardan en cicatrizar. Coloca crema en todo el pie, evitando el área entre los dedos, ahí recuerda que debes utilizar talco, pero no en exceso, ya que éste absorbe también la humedad propia de la piel.

FUENTE: FUNDACION CARLOS SLIM

 

 


CUIDADO DE LA PIEL DIABETES TIPS
Visita Apotex MX