DISFUNCIÓN ERECTIL: QUÉ ES, POR QUÉ SE PRODUCE Y CUÁL ES SU TRATAMIENTO

30-jun-2020

La disfunción eréctil puede ser un síntoma de una afección física o psicológica, pero también puede ser ocasionada por estrés, problemas en las relaciones y por una baja autoestima.

El síntoma principal es la imposibilidad de conseguir o mantener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales. En Guía tu Salud te contamos todo sobre la disfunción eréctil, cómo debe ser evaluada para descartar enfermedades físicas y psicológicas subyacentes.

¿Qué es la Disfunción Eréctil?

Se habla de disfunción eréctil cuando la incapacidad para conseguir y mantener una erección suficiente no es solo un hecho puntual sino que se repite durante un periodo de como mínimo 3 meses.

En estos momentos es importante pedir cita con tu médico, pues la disfunción no sólo es un problema de salud sexual sino que, puede ser síntoma de otras enfermedades aún no diagnosticadas, como por ejemplo una enfermedad cardiovascular o metabólica.

¿Cómo se produce la erección?

Cuando existe un estímulo sexual, el cerebro del hombre envía información (neurotransmisores) a través de la médula espinal hasta los nervios. Los neurotransmisores alcanzan la musculatura lisa de las paredes de los espacios sinusoidales en los cuerpos cavernosos del pene y éstos, al liberarse, producen la relajación del músculo que se expande dejando entrar sangre en el pene.

La expansión produce a su vez la compresión de las venas reteniendo la sangre en el interior de los cuerpos cavernosos lo que produce el aumento de longitud y grosor del pene que se conoce como erección.

¿Es común la disfunción eréctil?

Estudios realizados alrededor del mundo indican que la disfunción eréctil afecta a más del 50% de hombres de más de 40 años y puede estar relacionada con otras enfermedades como : obesidad, diabetes, presión arterial alta (hipertensión), colesterol elevado o déficit de testosterona.

¿Por qué ocurre?

La erección es un fenómeno neurovascular que se produce bajo control hormonal y en un entorno psicológico específico. De este modo podremos entender que cualquier patología neurológica, vascular, hormonal o psicológica puede alterar los mecanismos de la erección.

Las principales causas de impotencia son las relacionadas con otros factores como enfermedades cardiovasculares, el consumo de tabaco, el sedentarismo y el sobrepeso. Además de estas existen otras causas físicas como pueden ser el alcohol, las drogas, enfermedades crónicas (de pulmones, corazón, hígado o riñones sobre todo), alteraciones hormonales (testosterona, prolactina, hormona tiroidea), alteraciones neurológicas (esclerosis múltiple o lesiones medulares por ejemplo), patologías que son más frecuentes en personas mayores, por lo que los problemas de erección aumentan con la edad.

¿A quién afecta?

La disfunción eréctil es un problema de salud de alta prevalencia entre los varones mayores de 40 años y tiene una importante repercusión en la calidad de vida del afectado, así como en la de su pareja.

 
¿Cuándo debo acudir al médico?

Antes de hacerlo, debes tener en cuenta que los problemas pasajeros de erección son comunes y no tienen por qué tener mayor importancia. En estos casos suelen aparecer por falta de sueño, estrés, cansancio, problemas con la pareja, etc.

Sin embargo, si esto ocurre en la mayoría de las relaciones sexuales durante al menos 3 meses es conveniente consultar con el médico. Por mucha pena que te dé no le ocultes información, ya que es un profesional de la salud y sólo él podrá determinar la causa y buscar una solución.

¿Porqué estoy teniendo episodios de disfunción eréctil en cuarentena, justo ahora que tengo más tiempo con mi pareja?

Esta es una de las duda más comunes en estos días. El Dr. Nicola Tartaglia, urólogo, andrólogo y experto en salud sexual, contó al diario español ABC que si has pasado por eso durante el confinamiento es poco probable que en tan solo unas semanas haya podido pasar algo físico en el aparato genital.

Y que en estos casos se deba a un problema emocional, especialmente en un periodo como el que vivimos donde la incertidumbre, el miedo y la frustración aumentan los niveles de adrenalina en la sangre la cual, tiene una acción vasoconstrictora, que constriñe la dilatación arterial y capilar afectando al fenómeno eréctil.

¿Cómo es el tratamiento?

El primer paso es superar la barrera psicológica y desterrar la idea de que es algo vergonzoso, ya que, lo cierto es que le sucede a muchos hombres. Sea cual sea la causa, la comunicación con la pareja es esencial: es un problema que afecta a los dos y del cual nadie es culpable. El médico, por su parte, tratará de encontrar la causa de la disfunción eréctil para tratarla adecuadamente.

Como los factores pueden ser muchos y muy variados, lo mismo sucede con sus tratamientos. El tratamiento de la disfunción eréctil puede abordarse de diferentes maneras: con fármacos, con dispositivos de vacío y/o con prótesis de implantación quirúrgica.

En la actualidad existen al menos seis medicamentos que, ingeridos antes del acto sexual, permiten obtener una erección prolongada. Paralelamente al tratamiento, está demostrado que los hábitos de vida saludables, como perder peso, realizar ejercicio físico, y evitar el alcohol, el tabaco y las drogas, mejoran las erecciones.

También es importante seguir las recomendaciones del médico para mantener a raya la hipertensión, la diabetes y el nivel de colesterol en la sangre. Recuerda que detrás de la dificultad para tener una erección puede haber enfermedades escondidas.

Pero lo importante es que, las haya o no, la disfunción eréctil puede tratarse. La dimensión sexual forma parte de la vida, así que no hay que renunciar a ella.


DISFUNCIÓN ERÉCTIL TIPS
Visita Apotex MX