EL ESTRÉS Y LOS NIVELES DE AZÚCAR EN LA SANGRE

27-ene-2021

Generalmente relacionamos los altos niveles de azúcar en la sangre o glicemia elevada a un problema alimenticio, a no tener una vida activa o a una insuficiencia de insulina. Estos son factores importantes, pero ¿sabías que el estrés también puede influir? En Guía tu Salud te contamos cómo lo hace.

Aunque los periodos cortos de estrés pueden ser buenos porque te mantienen alerta y te ayudan a cumplir con tus tareas u obligaciones, si existen episodios más prolongados puede ser muy malo para la salud. Una de las razones es que los niveles de cortisol aumentan demasiado y esto podría afectar los niveles de azúcar en la sangre, pudiendo incluso contribuir al desarrollo de diabetes.

Existen dos tipos de estrés que pueden cambiar los niveles de azúcar en la sangre:

•    Estrés físico
•    Estrés mental o emocional

Cada tipo de estrés afecta de forma diferente a los niveles de azúcar en la sangre. Por lo general, el estrés físico provoca un aumento de los niveles de azúcar en la sangre, mientras que el estrés mental o emocional tiene efectos combinados, es decir puede aumentar o disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

El estrés, hace que nuestro cuerpo se prepare para defendernos o para huir ante una amenaza, real o imaginaria, y esto lo hace mediante la activación del sistema simpático. Este, permite la aceleración de las funciones del organismo y lo prepara para la acción ante posibles amenazas. Provoca, la liberación de adrenalina y noradrenalina y aumenta la liberación de glucosa en sangre a partir del hígado. Como las personas con diabetes no producimos insulina, no podemos utilizar esa glucosa que queda circulando en el torrente sanguíneo dando lugar a una hiperglucemia.

A pesar de esto, la buena noticia es que podemos controlar el estrés. Si eres de esas personas que siempre está pensando que todo saldrá mal o que no vas a alcanzar a cumplir con las tareas encomendadas en tu trabajo. Si llenas tu cabeza de pensamientos negativos y vives preocupado por todo, es muy probable que mantengas niveles altos de cortisol en tu cuerpo. Si bien no puedes controlar esto de manera directa, hay algo en lo que sí puedes influir.

Las terapias o estrategias para el manejo del estrés, pueden ser de gran ayuda. Algunos consejos como tomar las cosas con calma, tener momentos de pausa durante el día laboral y cuidar tus horas de sueño; pueden ser de gran ayuda para enfrentar mejor tus tareas cotidianas.

Otro aspecto importante es contar con una buena red de apoyo. Cultivar la relación con tu familia y tus amigos ayudará a bajar tus niveles de estrés. También es recomendable eliminar la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco.

Y por supuesto, acompañar todo esto con una alimentación balanceada, tiempos de meditación y una rutina de ejercicios serán grandes herramientas para mantener una buena salud física, mental y emocional.

FUENTE: DIABETES MADRID


DIABETES TIPS
Visita Apotex MX